Login

Lost your password?
Don't have an account? Sign Up

LOS OJOS PUESTOS EN DIOS

              Cuando pases por aguas profundas, Yo estaré contigo.

Cuando pases por ríos de dificultad, no te ahogaras.

Cuando pases por el fuego de la opresión no te quemaras;

Las llamas no te consumirán.

Pues yo soy el Señor, tu Dios. El Santo de Israel, tu Salvador.

Isaías 43:2-3 (NTV)

Esta es una promesa que se aplica de manera específica a Israel y a la forma en que Dios los libero en el pasado.

Por ejemplo: Cuando cruzaron el Mar Rojo y más adelante, el Rio Jordán y muchas otras.

Cuando leemos todo lo que Dios hizo por su pueblo escogido, nos sorprendemos de tan grande amor hacia ellos. Ese amor y cuidado de Dios hacia su pueblo no fue ausencia de problemas, sino la fortaleza y la sabiduría que Dios les dio para enfrentarlos.

De la misma manera en que Dios amo y cuido a Israel, así mismo quiere hacer con nosotros como pueblo suyo, como iglesia. El Señor nos ha constituido como su pueblo, como sus hijos y dentro de la Biblia podemos ver como Dios ha derramado de su amor a través de Jesucristo en cada uno de nosotros. Sabe, Dios, no nos promete colocarnos un puente para que pasemos por encima de las aguas, sino que, en el momento de la inundación, en el momento que las aguas nos cubran, no nos ahogaremos.

Dios no promete librarnos del fuego de las dificultades, o apagar el incendio de nuestros problemas, El promete que estará con nosotros, nos tomará de su mano, nos cubrirá con su Espíritu y ese fuego no producirá efectos en nosotros, lo que hará es mostrar su gloria, por medio de nuestra vida. Alegrémonos cuando estemos en numerosas pruebas y dificultades, es la oportunidad de que nuestra fe sea purificada y que se manifieste poderosamente el poder y la majestad de Dios.

Él tiene el control, así que ésta promesa nos debe llenar de valor y confianza en nuestro Dios, que, así como no permitió que Sadrac, Mesac y Abed-nego, sufrieran ningún daño por el fuego del horno, (Daniel 3:16-17, 25-27), así mismo hará Jesús con nosotros.

Estos versículos tienen esas aplicaciones maravillosas en esta época, para todos nosotros que somos sus hijos. “Cuando pases por aguas profundas, Yo estaré contigo” Hemos tenido experiencias personales, donde hemos estado introducido en aguas profundas, en las que no podemos tocar el fondo, donde no vemos salida. Pero, tenemos la certeza, de que Dios nos ha acompañado y nos acompaña en estas circunstancias difíciles.

A veces hemos sentido que nos hundimos, pero él ha prometido que “Cuando pases por ríos de dificultad, no te ahogaras” en todos estos casos él ha intervenido y nos ha librado de la situación.

            Nuestro Dios lo ha hecho y lo seguirá haciendo, y la razón porque lo hace es porque nos ama y somos su pueblo especial.

                                    Dios los bendiga y los guarde, y seamos prudentes en todo.

https://conexionsinlimite.com/

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*